ARROYO FRÍO A CERRADA DEL UTRERO

Este sendero pertenece al grupo de las “Rutas del Agua”. El itinerario nos permite caminar junto al aún joven río Guadalquivir, percibiendo el frescor de sus aguas y el sonido de las aves que se cobijan bajo la espesa vegetación de la ribera.

Sin duda la huella del hombre está presente en este sendero, desde la localidad de Arroyo Frío, importante núcleo turístico, a la central eléctrica, hoy en desuso, pasando junto a huertas y cortijos que observaremos en el camino. El incesante piar de las aves que habitan en las riberas es también una contante que ameniza la ruta, deleitándonos con el trino de los ruiseñores (Luscinia megarhynchos) o el inconfundible canto de la oropéndola.

Al final de la ruta encontramos la Cerrada del Utrero, en la que el río Guadalquivir ha escavado un profundo cañón.

Importante: En la mayoría del Parque Natural, no hay cobertura móvil, aconsejamos estudiar, descargar o imprimir las fichas antes de realizar la ruta. 

• Trayecto Lineal

• Longitud 2,2 km

• Tiempo estimado 1 hora y 30 minutos

• Dificultad Baja

• Tipo camino Pista, senda y carretera

• Paisaje/vegetación Vegetación de ribera y zona incendiada del Puerto de las Palomas.

• Sombra Abundante

• Autorización especial No es necesaria

• Recomendaciones Llevar agua potable y vestimenta y calzado adecuados.

Cómo llegar

Desde Cazorla tomamos la carretera A-319 hasta llegar a Arroyo Frío, punto inicial de nuestra ruta.

Aparcamientos

Podemos estacionar nuestro vehículo en el núcleo urbano de Arroyo Frío. 

Otros senderos

El parque natural ofrece otros recorridos. Entre los más próximos están Central Eléctrica y Cerrada del Utrero.

Provincia / municipios Jaén / La Iruela y Cazorla

Hojas del MTN 1:50.000 928 – Cazorla

Coordenadas inicio / final 37º 56’ 45,80” N — 2º 55’ 34,12” O 37º 55’ 51,63” N — 2º 55’ 41,21” O

Desnivel máximo 69 m

Cota máxima 840 m

Cota mínima 771 m

Este sendero pertenece al grupo de las “Rutas del Agua”. El itinerario nos permite caminar junto al aún joven río Guadalquivir, percibiendo el frescor de sus aguas y el sonido de las aves que se cobijan bajo la espesa vegetación de la ribera. Sin duda la huella del hombre está presente en este sendero, desde la localidad de Arroyo Frío, importante núcleo turístico, a la central eléctrica, hoy en desuso, pasando junto a huertas y cortijos que observaremos en el camino. Al final de la ruta encontramos la Cerrada del Utrero, en la que el río Guadalquivir ha escavado un profundo cañón.
 
Arroyo Frío, turismo en la Sierra
 
Iniciamos nuestros pasos en la localidad de Arroyo Frío, perteneciente al municipio de La Iruela. Este pequeño enclave urbano ha experimentado una gran transformación debido al incremento turístico en la zona. Por su situación, accesibilidad y servicios se ha convertido en un referente en cuanto al turismo rural dentro del parque natural. Cruzaremos el río Guadalquivir por un puente que comunica el núcleo poblacional con la ruta que vamos a recorrer y desde donde observaremos las aún bravas aguas del río Guadalquivir, que guardan para sí el secreto de su nacimiento en el cercano paraje de la Cañada de las Fuentes.
 
El frescor del río Guadalquivir
 
Una vez cruzado el puente, caminaremos hacia nuestra izquierda. En este punto de la ruta disfrutaremos del frescor que nos proporciona la frondosa vegetación de ribera existente, destacando los fresnos (Fraxinus angustifolia) que sobresalen por su altura y porte, acompañados de sargatillos (Salix purpurea), bojes (Buxus sempervirens), helechos (Pteridium aquilinum), agarrarropas (Rubia peregrina), vides silvestres (Vitis vinífera var. sylvestris), escaramujos (Rosa canina) y zarzas (Rubus ulmifolius).
 
La abundancia y variedad de vegetación es reseñable, gracias al aporte de las aguas del río Guadalquivir, que convierten esta zona en un vergel. Nuestros pasos nos llevarán hasta un mirador que nos explica la vegetación de ribera presente en la zona, pudiendo incluso discernir desde este punto un ejemplar de avellano (Corylus avellana), especie que se encuentra incluida en el Catálogo Andaluz de Especies Amenazadas, por lo que debemos extremar las precauciones, ya que se trata de un espécimen muy delicado.
 
Bajo el Puerto de las Palomas
 
Nos alejaremos momentáneamente del curso de agua, si bien en ningún momento dejamos de notar sus efectos, ya que el rumor del líquido elemento es constante. Además, insectos como las libélulas, tan ligados al medio acuático, son muy comunes en la zona. Nos sorprenderán gratamente si se posan para descansar, ya que podremos apreciar la gran variedad de colores y formas de las que hacen gala estos pequeños invertebrados. El incesante piar de las aves que habitan en las riberas es también una constante que ameniza la ruta, deleitándonos con el trino de los ruiseñores (Luscinia megarhynchos) o el inconfundible canto de la oropéndola (Oriolus oriolus). A nuestra derecha, en la cumbre, observaremos el mirador del Puerto de las Palomas desde el cual las vistas del Valle del Guadalquivir y Arroyo Frío son inmejorables.
 

Central Hidroeléctrica de la Cerrada del Utrero

 
Llegaremos a otro mirador que nos ofrece unas amplias vistas hacia la Cerrada del Utrero y Lanchón Redondo. Tras disfrutar de este paisaje continuaremos durante un pequeño tramo de nuestra ruta próximos a la carretera, cruzando varios arroyos tras los cuales se encuentra el punto final de nuestra ruta, la antigua Central Hidroeléctrica de la Cerrada del Utrero, que abastecía de electricidad a los cortijos cercanos, al cercano poblado de Vadillo-Castril y a su aserradero que hoy día se encuentra fuera de uso.

 

Descargar Mapa y Ficha Oficial

 

Inicio de Ruta

pulse aquí para ir al inicio de la Ruta

————-

Fin de Ruta

pulse aquí para ir al final de la Ruta